Herencia sin testamento en Navarra ¿Qué pasa cuando un navarro fallece sin testamento?

HERENCIA SIN TESTAMENTO EN NAVARRA

Hoy vamos a tratar un tema que se da con frecuencia: fallecer sin haber otorgado testamento.

¿Qué ocurre cuando un navarro fallece sin testamento? ¿Quien hereda sus bienes? ¿Es mejor otorgar testamento?

3 simples preguntas, que intentaremos responder de  la forma más sencilla posible.

    √    ¿Qué ocurre con la herencia cuando se fallece sin testamento en Navarra?

 

Cuando se fallece sin haber otorgado testamento («ab intestato» que se llama) lo que ocurre es que los herederos, al no estar nombrados por el fallecido en testamento, directamente los nombra la Ley. Así es, existe una previsión en nuestra normativa, en concreto en el Fuero Nuevo de Navarra, en el que se establece quién será nombrado heredero y llamado a suceder, según los grados de parentesco que explicaré en la siguiente cuestión.

Para saber si se ha otorgado testamento o no, es necesario acudir al Registro de últimas voluntades (aquí tienes la dirección), y previo pago de la tasa correspondiente y de acudir con la documentación necesaria, te emitirán un certificado en el que constará el último testamento otorgado (o el único, si sólo se otorgó uno) la fecha de otorgamiento y el Notario ante el que se realizó. Evidentemente si no se otorgó ningún testamento, en el certificado en cuestión se hará constar así.

CONTACTA CON NUESTROS ABOGADOS DE HERENCIAS EN NAVARRA, PINCHANDO AQUÍ

    √    ¿Quien hereda una herencia sin testamento en Navarra?

 

La pregunta del millón. Y a veces… nunca mejor dicho. En navarra, para poder dar una respuesta correcta hay que distinguir dos tipos de bienes: troncales (los que vienen del tronco familiar) y no troncales (el resto).

Hasta la última reforma del Fuero Nuevo, que entró en vigor en octubre de este año, 2019, el orden sucesorio era el siguiente: (Orden modificado por la última reforma del Fuero Nuevo, que se explica más abajo):

En los BIENES TRONCALES el orden de suceder cambia, tal y como se recoge en la Ley 304 del Fuero Nuevo de Navarra:

«Son llamados a suceder en los bienes troncales los parientes del causante que pertenezcan a la familia de la que procedan los bienes, conforme al orden siguiente:

1. Los hermanos, sin preferencia de doble vínculo y con derecho de representación.

2. El ascendiente de grado más próximo.

3. Los otros parientes colaterales hasta el cuarto grado, excluyendo los de grado más próximo a los del más remoto, sin representación y siempre por partes iguales; pero si concurrieren con ascendientes no troncales del causante, éstos tendrán, aunque contrajeren nuevas nupcias, el usufructo vitalicio de los bienes troncales.

En defecto de estos parientes, la sucesión se deferirá conforme a la Ley 304.»

En los BIENES NO TRONCALES, el orden de suceder nos lo fija la Ley 304 del Fuero Nuevo de Navarra:

«La sucesión legal en bienes no troncales se deferirá por el siguiente orden de llamamientos, cada uno de los cuales será en defecto de todos los anteriores y excluirá a todos los posteriores:

1. Los hijos matrimoniales, los adoptados con adopción plena y los no matrimoniales cuya filiación llegue a determinarse legalmente, por partes iguales, y con derecho de representación en favor de sus respectivos descendientes.

2. Los hermanos de doble vínculo por partes iguales, y los descendientes de los premuertos, por representación.

3. Los hermanos de vínculo sencillo por partes iguales, y los descendientes de los premuertos, por representación.

4. Los ascendientes de grado más próximo. Si fuesen de distintas líneas, la herencia se dividirá por mitad entre ambas, y dentro de cada línea, por partes iguales.

5. El cónyuge no excluido del usufructo de fidelidad conforme a la Ley 254.

6. Los colaterales no comprendidos en los números 2 y 3 hasta el sexto grado, sin distinción de vínculo doble o sencillo, ni de líneas, excluyendo los de grado más próximo a los de más remoto, sin representación y siempre por partes iguales.

7. En defecto de los parientes comprendidos en los números anteriores, sucederá la Comunidad Foral de Navarra, la cual, tras proceder a la liquidación de los bienes y derechos de la herencia, la destinará a fines de interés social, incrementando la dotación presupuestaria que para estos fines se prevea en los Presupuestos Generales de Navarra.»

Sin embargo, a raíz del cambio normativo del Fuero Nuevo, una de las modificaciones más sustanciales en el ámbito de las herencias en Navarra ha sido modificar este orden de suceder, siendo en la actualidad el siguiente:

En los BIENES NO TRONCALES, la «nueva» LEY 304 del Fuero nuevo establece el siguiente orden:

La sucesión legal en bienes no troncales se deferirá por el siguiente orden de llamamientos, cada uno de los cuales será en defecto de todos los anteriores y excluirá a todos los posteriores:

1. Los hijos, con derecho de representación en favor de sus respectivos descendientes.

2. El cónyuge no excluido del usufructo de viudedad conforme a la ley 254.

3. Los ascendientes de grado más próximo. Si fuesen de distintas líneas, la herencia se dividirá por mitad entre ambas, y dentro de cada línea, por partes iguales.

4. Los hermanos tanto de doble vínculo como sencillo, por partes iguales, y los descendientes de los premuertos, por representación.

5. Los colaterales no comprendidos en el número anterior hasta el cuarto grado, sin distinción de líneas, excluyendo los de grado más próximo a los de más remoto, sin representación y siempre por partes iguales.

6. En defecto de los parientes comprendidos en los números anteriores, sucederá la Comunidad Foral de Navarra, la cual, tras proceder a la liquidación de los bienes y derechos de la herencia, la destinará a fines de interés social, incrementando la dotación presupuestaria que para estos fines se prevea en los Presupuestos Generales de Navarra.

Y estableciendo para los BIENES TRONCALES lo siguiente:

1. El ascendiente de grado más próximo.

2. Los hermanos tanto de doble vínculo como sencillo, con derecho de representación a favor de sus respectivos descendientes.

3. Los otros parientes colaterales hasta el cuarto grado, excluyendo los de grado más próximo a los del más remoto, sin representación y siempre por partes iguales; pero si concurrieren con ascendientes no troncales del causante, estos tendrán, aunque contrajeren o constituyeren nuevo matrimonio o pareja estable, el usufructo vitalicio de los bienes troncales.

En defecto de estos parientes, la sucesión se deferirá conforme a la ley 304.

 

Como puedes comprobar, las herencias en Navarra tienen un tratamiento muy particular

CONTACTA CON NUESTROS ABOGADOS DE HERENCIAS EN NAVARRA, PINCHANDO AQUÍ

    √    ¿Es mejor otorgar testamento?

 

Te puedes contestar tu mismo. Si la asignación de tus bienes te gustaría que fuera como lo fija la Ley, es decir, como te acabo de explicar en el párrafo anterior, no es necesario. Pero si por el contrario no te gustaría que el orden de sucesión fuera ese, necesitas otorgar testamento. Sí o sí. Es conveniente advertir, además, que en la práctica la complejidad de los asuntos suele llevar a tensiones familiares que, firmando un simple papel (testamento), se pueden evitar. Sin mencionar las consecuencias fiscales que supone heredar, por ejemplo, entre hermanos o primos.

 

En otro post, te explicaremos EXPONIENDO UN CASO REAL los problemas que genera una herencias sin testamento en Navarra y como solucionar ese tipo de situaciones de la mejor manera posible. En cualquier caso, si necesitas ayuda contacta con nosotros y te asesoraremos en cuanto necesites.

Haz tu consulta a través del formulario:

Nombre (requerido)



Fermín Ainciburu
Pub. 17/01/2018 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.