Custodia compartida en Navarra: Hijos en la separación o divorcio

CUSTODIA COMPARTIDA EN NAVARRA: HIJOS EN LA SEPARACIÓN O DIVORCIO

¿Custodia compartida? Los tiempos cambian. Al igual que cambian las costumbres, los hábitos, nuestro día a día, etc… el Derecho también lo hace. Y concretamente el Derecho de familia, con relativa frecuencia. Nosotros como abogados de separación y divorcio en Pamplona, lo sabemos bien. Es por ello por lo que, de vez en cuando, conviene aclarar algunas cuestiones esenciales.

En este post vamos a dar unas pinceladas para explicar el tratamiento jurídico actual de la custodia compartida en Navarra. ¿Qué es lo que ocurre con los hijos en una separación o divorcio? Además, te explicamos la aplicación de los criterios para la custodia compartida de los hijos.

 

CUSTODIA COMPARTIDA EN NAVARRA ¿SÍ O NO? La opinión del supremo sobre la custodia de los hijos en separación o divorcio.

Ya en el año 2011, el Tribunal Supremo, en su Sentencia de 7 de Julio de 2011, hablaba de que “la custodia compartida era lo deseable”, y que se veía necesaria mejorar la ley.

Introducción conceptual, que a lo largo de los años ha ido cogiendo más protagonismo en los Tribunales, hasta llegar declararse con total claridad, el siguiente criterio.

Sentencia del Tribunal Supremo de 29 de abril de 2013.

“La custodia compartida no es una medida excepcional, sino que habría de considerarse normal e incluso deseable”.

 

CUSTODIA COMPARTIDA EN NAVARRA DE LOS HIJOS EN SEPARACIÓN O DIVORCIO: el régimen deseable según el tribunal supremo

Más claro agua. El Supremo se ha pronunciado: la custodia compartida de los hijos debe considerarse normal e incluso DESEABLE.

En este sentido, y además de la labor jurisprudencial, varias  Comunidades Autónomas, entre las cuales se encuentra Navarra (además del País Vasco y Cataluña), han promovido el carácter de «opción preferente» de la custodia compartida.

En navarra;

LEY FORAL 3/2011: LA CUSTODIA DE LOS HIJOS EN NAVARRA

La Ley Foral 3/2011, de 17 de marzo, sobre custodia de los hijos en los casos de ruptura de la convivencia de los padres, regula lo establecido en su artículo 1. La presente Ley Foral tiene por objeto regular el régimen de la guarda y custodia de los hijos menores de edad en el supuesto de ruptura de la convivencia de sus padres.

 

CUSTODIA COMPARTIDA DE LOS HIJOS EN NAVARRA: REQUISITOS

La custodia compartida encaja en determinados casos, en otros, como veremos, no. Estos requisitos son orientativos, ya que la idoneidad de un régimen de custodia compartida varía en función de muchos factores. Entre ellos, los más relevantes son los siguientes:

El artículo 3 de la Ley Foral 3/2011 antes mencionada, nos da alguna pista:

  1. a) La edad de los hijos.
  2. b) La relación existente entre los padres y, en especial, la actitud de cada uno de los progenitores para asumir sus deberes, respetar los derechos del otro y, en especial, cooperar entre sí y garantizar la relación de los hijos con ambos progenitores y sus familias extensas.
  3. c) El arraigo social y familiar de los hijos.
  4. d) La opinión de los hijos, siempre que tengan suficiente juicio y, en todo caso, si son mayores de doce años, con especial consideración a los mayores de catorce años.
  5. e) La aptitud y voluntad de los padres para asegurar la estabilidad de los hijos.
  6. f) Las posibilidades de conciliación de la vida familiar y laboral de los padres.
  7. g) Los acuerdos y convenios previos que pudieran existir entre los padres y que estos le hayan justificado.
  8. h) Cualquier otra circunstancia de especial relevancia para el régimen de convivencia.

 

El interés del menor tiene preferencia

Como se puede comprobar,  cuando hablamos de custodia compartida  de los hijos en casos de separación o divorcio, todo gira en torno al “interés superior del menor”. Es decir, es el menor a quien debe convenir este régimen de custodia compartida. Y no a los padres. La Ley, lo que pretende, es proteger el interés del menor. La Ley dice, expresamente:

“En cualquier caso, la decisión buscará conciliar, siempre que sea posible, todos los intereses en juego, considerando como prioritarios los intereses de los hijos menores o incapacitados y asegurando la igualdad de los padres en sus relaciones con los hijos en todo lo que vaya en beneficio de estos.”

Sobre la idoneidad del régimen de custodia compartida, la Sentencia del Tribunal Supremo número 623, de 8 de octubre de 2009, recoge los parámetros que se valoran, en Derecho comparado y como norma general, para la custodia compartida. La sentencia dice así, literalmente:

«Del estudio del derecho comparado se llega a la CONCLUSIÓN que se están utilizando CRITERIOS tales como

  • la PRÁCTICA ANTERIOR de los progenitores en sus relaciones con el menor y sus APTITUDES PERSONALES;
  • los DESEOS MANIFESTADOS POR LOS MENORES competentes;
  • EL NÚMERO DE HIJOS; 
  • el CUMPLIMIENTO POR PARTE DE LOS PROGENITORES DE SUS DEBERES EN RELACIÓN CON LOS HIJOS Y EL RESPETO MUTUO EN SUS RELACIONES PERSONALES y con otras personas que convivan en el hogar familiar;
  • los ACUERDOS ADOPTADOS por los progenitores;
  • la UBICACIÓN DE SUS RESPECTIVOS DOMICILIOS, HORARIOS Y ACTIVIDADES de unos y otros;
  • el RESULTADO DE LOS INFORMES exigidos legalmente, y, en definitiva,
  • CUALQUIER OTRO QUE PERMITA A LOS MENORES UNA VIDA ADECUADA en una convivencia que forzosamente deberá ser más compleja que la que se lleva a cabo cuando los progenitores conviven».

 

LIMITACIONES LEGALES A LA CUSTODIA COMPARTIDA DE LOS HIJOS

Existen una serie de circunstancias que impiden que pueda darse una custodia compartida. En concreto, la Ley Foral 3/2011 las fija en su artículo 3.8, y dice así:

 

“8. No procederá la atribución de la guarda y custodia a uno de los padres, ni individual ni compartida, cuando se den estos dos requisitos conjuntamente:

  1. a)Esté incurso en un proceso penal iniciado por atentar contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del otro progenitor o de los hijos o hijas.
  2. b)Se haya dictado resolución judicial motivada en la que se constaten indicios fundados y racionales de criminalidad.

Tampoco procederá la atribución cuando el Juez advierta, de las alegaciones de las partes y de las pruebas practicadas, la existencia de indicios fundados y racionales de violencia doméstica o de género.”

 

Los hermanos juntos, como norma general

Otra cuestión, que como tal no es una imposibilidad pero sí que se tiene muy en cuenta a la hora de determinar la custodia compartida, son los hermanos. En este sentido, la Ley Foral 3/2011, recoge que salvo que se justifique una situación o circunstancia específica, no se adoptarán soluciones que supongan la separación de los hermanos. Algo lógico, teniendo en cuenta que son ellos precisamente, los hijos, la prioridad a proteger en estos casos.

 

Si quieres más información sobre la custodia compartida de los hijos, ponte en contacto con nosotros.

.

NOTA: Este post es un reflejo de la jurisprudencia publicada al momento de redactarse el mismo, con un afán divulgativo e informativo, por lo que no es aplicable de forma genérica. Cada caso tiene su propia particularidad. Es imprescindible estudiar individualmente cada situación antes de iniciar una actuación judicial o extrajudicial.

Si necesitas asesoramiento de abogados de familia , separación o divorcio, modificación de medidas o custodia compartida, contacta con nosotros  . Escríbenos a través de nuestra página web o llama directamente al despacho 948 34 63 05.

 

.
.
.
Pub. 16/10/2018
Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.